Blog

¿Eres víctima de un botnet?

Internet: maravilloso invento que nos permite divulgar arte y ciencia, conocimiento en cualquier rincón del planeta o al menos así se diseñó originalmente. Lo cierto es que hoy en día es territorio de memes, redes sociales, bromas y distractores en general. La penetración de usuarios e inmediatez de sus contenidos lo hacen un medio muy poderoso y a la vez peligroso.

 

¿Cuántas veces te ha pasado que trabajas de forma óptima en tu computadora y unos días después “algo” pasó y la sientes torpe, errática, confundida? Y le preguntas a tus amigos o soporte técnico qué es lo que pasa, jurando con dos testigos incluidos, que tú no hiciste ninguna instalación ni cambiaste configuraciones ni hiciste otra cosa más que prenderla y apagarla. Y de repente, muy escondido en tu inconsciente, aparece el fugaz recuerdo de haber descargado un meme genial que te pareció egoísta guardar solo para tus ojos y lo divulgaste, pero solo con personas de confianza.

 

Déjame decirte que es posible que te hayas contagiado de un bicho de internet conocido como botnet. Esta fauna tiene el objetivo de afectar una gran cantidad de equipos o dispositivos, buscando propagarse de forma rápida, enfocándose en vulnerabilidades conocidas (y aún no remendadas) de los sistemas operativos.

 

No es el ataque más sofisticado, pero sí uno de los más populares. El objetivo no es tu computadora, sino algo más grande: una entidad de gobierno, un banco, un partido político, un candidato. Tu computadora forma ahora parte de un ejército involuntario de equipos que son reclutados para realizar el ataque hacia el objetivo principal. De forma clásica la acción consiste en hacer una petición simple e inofensiva, por ejemplo “¿cuál es tu página web?”, pero realizada cien mil veces, al mismo tiempo por diferentes equipos distribuidos en todo el internet, hacen colapsar la infraestructura del objetivo.

 

Visualicemos más claramente este ataque. Vamos a imaginar que 50 mil personas son invitadas y convencidas de entrar todos al mismo tiempo a un negocio a las 10 de la mañana de un lunes. Esa inundación de gente en la puerta va a impedir que los clientes reales, los que sí querían comprar algo del negocio, puedan entrar.

 

¿Identificas ahora la utilidad de sabotear un establecimiento digital? El riesgo de ataque está latente siempre, realizarlo con fines políticos es más atractivo a partir de hoy y hasta que terminen las elecciones.

 

El ataque que he descrito anteriormente es conocido como “denegación de servicio” (DDoS - Distribuited Denial of Service). No es el único tipo de ataque que se puede hacer usando botnets, pero sí uno con evidente demanda. Por cierto, también los equipos móviles son susceptibles de ser infectados.

 

Un botnet es difícil de detectar a simple vista, porque no está activo todo el tiempo, tampoco usa todos los recursos de cómputo del huésped donde se aloja, solo los suficientes para participar en el ataque; sin embargo, no es indetectable. Hay mecanismos para prevenir, detectar y erradicar la infección por bots y otra fauna maligna en las organizaciones, McAfee es un jugador principal que tiene un conjunto de soluciones para mitigar los riesgos de un ataque.

 

Con una solución completa de diagnóstico, recomendaciones a los usuarios y tecnología de prevención, puedes minimizar los riesgos de contagio o prevenirte por si estas en la mira de ataque.

 

¿Te interesa conocer los detalles de qué utilizar y cómo? Tírame una línea aquí o en twitter a @sbenavid.

Contáctanos

Av. Humberto Lobo 820-1 Sur, Col. Del Valle, 66220 San Pedro Garza García, N.L.

  • dummy+52 (81)8368 5450


Londres 175, 4to piso Col. Juárez, Del. Cuauhtémoc, 06600 México, D.F.

  • dummy+52 (55)5420 2310

  • dummy info@dti.com.mx

Suscríbete a nuestro boletín